No sólo es importante ahorrar, hay que invertir

¿Por qué ahorrar no es suficiente?

Ahorrar por sí mismo no es suficiente, es necesario invertir. Los productos suelen incrementar su precio con el tiempo. Seguramente has escuchado a un familiar mayor, que determinada cantidad antes era un montón. Mis padres me contaron que el terreno de la casa en la que vivimos costó $8000, lo que hoy cuesta una porción de pizza con gaseosa. Este incremento en los precios de los diferentes bienes y servicios hace que el dinero pierda "poder adquisitivo"; con la misma cantidad dinero vas a poder comprar menos y menos cosas, del mismo modo que el valor pagado por un lote terminó siendo el mismo de la pizza con gaseosa decadas después.

De este modo, si ahorramos dinero guardándolo bajo el colchón no estamos haciendo gran cosa. Es necesario que este dinero genere más dinero, que genere una rentabilidad. Y no sólo eso, que genere una rentabilidad que se encuentre por encima de la tasa de inflación.

La inflación

La tasa de inflación es un porcentaje que representa el incremento promedio de precios de diferentes bienes y servicios. Por ejemplo, el valor de un apartamento con unas características determinadas tendrá una variacion mensual (inclusive diaria). En Enero el apartamento puede costar cien millones de pesos, en febrero $101'000.000. El incremento mensual fue entonces del 1%, tomando los cambios en los precios de una muestra representativa de apartamentos se puede obtener un promedio del incremento mensual de su precio, y a esto se le llamará la inflación en el sector de finca raíz del mes de Enero. Lo mismo se puede hacer con cada producto y/o servicio. Luego se toma un promedio de una lista determinada de esos cambios, y esa tasa será conocida como inflación mensual. Si se comparan los precios anualmente, se obtendrá una inflación anual.

Esta tasa de inflación depende de su definición, por ejemplo, ¿Qué productos están en la lista?, la inflación en la canasta familiar puede verse afectada si se modifica el concepto de "canasta familiar", una lista de productos y servicios que son considerados esenciales para que una familia pueda vivir. En Colombia, el cálculo de la inflación es realizado por el DANE, y se publica un informe mensual y una cifra oficial al finalizar el año.

La tasa de inflación sirve como nivel de referencia. Si los ahorros (ahora inversiones) tienen una rentabilidad que es igual a la inflación, aunque el dinero aumentó, el poder adquisitivo de este se mantuvo estable. Si las inversiones tuvieron una rentabilidad superior a la inflación el poder adquisitivo no sólo se mantuvo sino que creció. Si las inversiones tienen una rentabilidad por debajo de la tasa de inflación, se perdió poder adquisitivo.

En Colombia, durante el año 2018 la inflación anual del índice de precios al consumidor (el nombre formal de una lista de productos y servicios) fue de 3.18% con respecto al año 2017. Es decir que, en promedio, los precios aumentaron aproximadamente 3 pesos por cada 100, o lo que en Diciembre de 2017 valía $100.000 en Diciembre de 2018 valía $103.180. Para comparar, la tasa de inflación en los Estados Unidos durante 2018 fue del 1.9%. Uno de los objetivos económicos del gobierno es velar por la estabilidad de éste número y de mantenerlo en cifras bajas porque un aumento desmesurado implica inestabilidad económica: el dinero pierde poder adquisitivo muy rápido. Si existe una tasa de inflación inestable, con lo que trabajas hoy no puedes costear los gastos de mañana, y ¿A quién le gusta esa idea?

Es posible también ver una tasa de inflación negativa que implica que los precios se redujeron, aunque esto en principio puede parecer como una situación perfecta, no lo es, una reducción generalizada de precios indica también una reducción en la actividad económica y al final todos dependemos de que los productos y/o servicios que estamos ofreciendo sean consumidos, de eso depende nuestro trabajo, nuestros ingresos y al final, el bienestar de nuestras familias.

Cuando se juntan los conceptos de rentabilidad e inflación, aparece un nuevo término: la rentabilidad real. La rentabilidad real es lo que queda de rentabilidad después de restarle la inflación. Si la rentabilidad fue del 4% y la inflación del 3% la rentabilidad real es entonces 1%, a pesar de que la cantidad aumentó 4%, el poder adquisitivo de ese dinero sólo aumentó 1%.

Para terminar

En Colombia las tasas de interés ofrecidas por cuentas de ahorro en establecimientos bancarios son generalmente bajas, algunas no superan el 1%. Existen alternativas de inversión, como los Fondos de Inversión Colectiva (FIC, antes llamados Carteras Colectivas), los CDTs, los CDATS, las acciones. Esto en cuanto a productos financieros que serán tratados proximamente. También se puede invertir en finca raíz, en desarrollar una idea de negocio, en un libro, en cursos para adquirir habilidades. La inversión es un concepto amplio que no se limita a "instrumentos" financieros, sólo que en estos últimos es mucho más fácil cuantificar la rentabilidad.

Sun Feb 3 02:18:01 UTC 2019

Comentarios

Agregue usted un comentario,

Nombre:

Dirección de correo electrónico:

URL:

Mensaje:



* La dirección de correo electrónico no será publicada.




This work is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 2.5 Colombia License.


I'm committed to the privacy of k-lab users. Each time you access content delivered by http://www.k-lab.tk/, information like referrer, anonymized IP (255.255.X.X), date, time and requested resources are sent to a Google Analytics. This is done in order to know user preferences to adapt our content for users needs and to detect failures in the website. However, respecting your decision we don't store any of this information if you have enabled Do Not Track option in your web browser (Preferences/Privacy/Tracking/Tell Websites I do not want to be tracked). Protect your privacy.